Diario de  Torremolinos

Torremolinos

 

Crece la criminalidad en Torremolinos en 2016: Aumenta en un 40% el tráfico de drogas

04-01-2017
Interesa a 6469 personas
Torremolinos Torremolinos Crece la criminalidad en Torremolinos en 2016: Aumenta en un 40% el tráfico de drogas
El Ministerio del Interior acaba de hacer público el balance sobre la criminalidad en España durante el año 2016 y Torremolinos sale mal parado dentro de los municipios malagueños con más de 50.000 habitantes ya que en 2016 aumentaron los robos, el tráfico de estupefacientes y el número de hurtos.

Posiblemente el dato más escalofriante es el aumento del tráfico de drogas en un 40 por ciento, pasando de 40 actuaciones en 2015 a las 56 registradas en 2016, duplicando al segundo municipio que le sigue en el ranking, Mijas con un 22 por ciento. A este listado negativo hay que añadir el incrementado de robos con violencia e intimidación en un 2,5% (pasando de los 79 de 2015 a los 81 registrados en 2016), los robos con fuerza en domicilios crecieron en un 13,4% (incrementándose de 97 de 2015 a los 110 en 2016), se cometieron dos homicidios en 2016 (en 2015 no se registró ninguno) y también crecieron los hurtos pasando de los 1.601 registrados en 2015 a los 1.607 de 2016 (un incremento del 0,4%).

Localidades como Vélez-Málaga, Benalmádena. Fuengirola y Mijas han reducido el número de robos de automóviles, pero no en Torremolinos donde se sustrajeron en 2016 un total de 78 vehículos a motor.

Durante años, los delincuentes sabían que Torremolinos era municipio donde actuar y la delincuencia bajó de manera muy positiva en colaboración con la Policía Nacional. El Presidente del Partido Popular en Torremolinos, Pedro Fernández Montes, explica las posibles causas de este repunte de criminalidad tan importante en su perfil de Facebook:

“Se han suprimido cuatro policías de la Unidad de paisano, se han retirado de la calle a 14 policías para dedicarlos a tareas administrativas varias y el absentismo laboral ha aumentado considerablemente”, escribe el ex primer edil.

A todo esto se suman las reivindicaciones del Sindicato Unificado de la Policía (SUP) que vienen alertando de la necesidad de que se incremente en al menos un 30 por ciento la dotación de efectivos por el incremento de la población, lo que crea un malestar porque el trabajo no se ejecuta con la calidad que la ciudadanía merece y que se refleja en una tardanza intolerable en trámites básicos como la renovación del DNI o la interposición de una denuncia. También vienen pidiendo la dotación de una nueva comisaría ya que la actual resulta insuficiente para atender una población cercana a las 68.000 personas.

Todos estos datos ponen de manifiesto que José Ortiz miente cuando habla de la solvencia de Torremolinos como un ‘destino seguro’.

Si quiere descargarse el Balance de Criminalidad de 2016 en Andalucía, pinche sobre este enlace.