Diario de  Torremolinos

Torremolinos

 

José Ortiz calla que Torremolinos tiene el recibo del agua más cara de toda España ¿por qué será?

05-01-2017
Interesa a 5859 personas
Torremolinos Torremolinos José Ortiz calla que Torremolinos tiene el recibo del agua más cara de toda España ¿por qué será?
"Los vecinos de Torremolinos pagan el agua más cara de España", titulaba en febrero de 2015 la revista El Plural, una publicación vinculada al PSOE. Se apoyaba en un estudio realizado por la asociación de consumidores FACUA donde se analizaba el coste del agua en 28 ciudades españolas. Los socialistas realizaban el mismo cálculo para Torremolinos para contadores individuales de 13 milímetros de calibre y les salía un recibo de 34,11 euros (más IVA), un precio 97,06 % superior a la media de los municipios analizados en el informe de la organización de consumidores.

Justo poco antes de que José Ortiz llegara a la alcaldía denunciaba que el recibo subía hasta los 103,81 euros, incluyendo los servicios de basura, depuración y saneamiento. Ahora que el socialista gobierna en el municipio ya este tema no se ha vuelto a tocar.

También los socialistas criticaron la privatización de Astosam en 2010 a manos de la empresa Aquagest, que poseía el 50%, y se hizo con el 99% del accionariado, por 14 millones de euros, más la posibilidad de otros 3 millones condicionados a subidas del recibo a los contribuyentes. Ortiz de le llenó la boca diciendo que “desde el año 2010 el precio del agua en el municipio se ha incrementado en Torremolinos por encima del 40%, mientras en ese periodo el IPC ha tenido una subida del 4,5%”.

Es más, Ortiz hasta dijo claramente que se había favorecido a la empresa privada con el acuerdo de privatización frente a los intereses públicos “Una vez más los ciudadanos están pagando de su bolsillo las consecuencias de una privatización del agua por parte del PP en condiciones claramente favorecedoras al gestor privado”, dijo el primer edil socialista.

Hoy por hoy, José Ortiz calla y no dice nada sobre el hecho de que los ciudadanos de Torremolinos sigan pagando el agua más cara de toda España. Los motivos a lo mejor hay que buscarlos en las supuestas prebendas que el Ayuntamiento ha recibido de manos de Aguas de Torremolinos, el nombre comercial con el que actualmente se conoce a Astosam (cuya nueva imagen se presentó públicamente en un acto celebrado en octubre pasado el Palacio de los Navajas del Bajondillo bajo el pomposo nombre de I Festival Cultural del Agua).

De todos es conocida la situación crítica por la que atraviesan las arcas municipales que ha puesto en un brete a la actual corporación. Se dice que el alcalde no tenía dinero ni para pagar las nóminas de los trabajadores municipales y Aguas de Torremolinos le adelantó tres millones de euros. Pero claro está, se trata de un secreto a voces cuyo rumor recorre los despachos del consistorio.

Lo cierto es que el precio del suministro de agua potable en Torremolinos se ha incrementado en un 1000% en poco más de 20 años. De los 6 euros que se pagaban en 1995 por 20 metros cúbicos se ha pasado a los 95 euros que actualmente se pagan de media por los mismos metros. Aunque la actual corporación tiene representación en el Consejo de Administración de Aguas de Torremolinos, poseer el 1% de la gestión del servicio hace que no tenga ni voz ni voto en las decisiones con respecto a subidas del precio del agua.

En estos momentos, Aguas de Torremolinos está inmersa en un proceso de modernización de las instalaciones de la empresa con el objetivo de ofrecer un mejor servicio al usuario y acaba de hacer una inversión de más de 28.200 euros para mejorar el caudal de abastecimiento a la zona oeste de Torremolinos tras culminar la interconexión de las tuberías de transporte actuales. Se hacen inversiones pero eso no quita que el precio del agua sea la más cara de toda España.

Por eso, es conveniente recordar los consejos de Facua que considera que el concepto de ahorro o despilfarro no puede desvincularse del número de residentes de las viviendas. Por ello, la asociación cree que debe avanzarse en la facturación por habitante así como en la aplicación de tarifas progresivas donde se penalicen los consumos excesivos. En la actualidad, ciudades como Málaga o Sevilla disponen de tarifas vinculadas al número de personas que residen en la vivienda. Por otro lado, hay algunas ciudades que a partir de cuatro miembros o más en el núcleo familiar aplica tarifas distintas, como A Coruña y Barcelona.

La organización recuerda que el agua es un derecho humano e insta a que se regule su suministro para que no se produzcan cortes a familias vulnerables, una normativa que sí se está aplicando en Torremolinos, así como que se establezcan mínimos vitales y se garantice el acceso al servicio a toda la población.

Por otro lado, Facua ve necesario que los ayuntamientos y entidades gestoras den participación a las asociaciones de consumidores a la hora de diseñar las tarifas y aprobarlas, y demanda una norma marco que regule los aspectos básicos del servicio y abarque las indemnizaciones por deficiencias de la calidad, entre otras reivindicaciones.