Diario de  Torremolinos
25/11/2017

Torremolinos

 

Piña (CSSP) sobre las empresas municipales de Torremolinos: “Hay cosas que chirrían y deudas que desaparecen”

18-04-2017
Visto por 6834 personas
Torremolinos Torremolinos Piña (CSSP) sobre las empresas municipales de Torremolinos: “Hay cosas que chirrían y deudas que desaparecen”
A finales del año pasado una consultora externa proponía reordenar las seis empresas municipales de Torremolinos con el objetivo de sanear cuentas y reducir su notoria deuda, como adelantaba el Diario Sur. De hecho, la semana pasada se formularon las cuentas y esta semana está previsto votar los presupuestos previstos para la Sociedad Anónima Municipal de Servicios (Samset), Aseo y Limpieza Municipales (Aselimsa), Limpieza de Torremolinos (Litosa), el vivero municipal y las dos correspondientes a la televisión municipal. Al gobernar en minoría, el PSOE necesita el apoyo de al menos seis concejales o, en su caso, tener el mayor número posible de abstenciones para que los presupuestos para estas entidades de titularidad municipal salgan adelante.

El grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede se reunía ayer con el asesor fiscal y económico durante tres horas para perfilar cuál será su estrategia. Como adelantaba en las redes sociales el portavoz de la formación morada en el Ayuntamiento de Torremolinos, José Piña, “hay cosas que chirrían y deudas que desaparecen”.

En el pleno de enero de 2016, el grupo municipal de Costa del Sol Sí Puede presentó una moción en la que pedía establecer unas medidas de control sobre las subcontratas y las empresas municipales, abogando porque el ayuntamiento fuera defensor de unas condiciones de trabajo dignas que favoreciesen a aquellas empresas con una mayor responsabilidad social y limitando al máximo trabajar con empresas que no respeten dichos derechos. Se trataba de que las cláusulas y baremos en los contratos que hace el Ayuntamiento apostaran por un modelo diferente de la gestión de los servicios municipales para que sean más respetuosos con los derechos de los trabajadores, más sostenible medioambientalmente y coherente con los principios de transparencia y participación ciudadana.

Costa del Sol Sí Puede proponía anular contratos, beneficios o cualquier otra relación del Ayuntamiento con todas aquellas empresas que no garantizasen los derechos de sus trabajadores, limitar a una sola la subcontratación del objeto principal, exigir que las empresas adjudicatarias se comprometan a no contratar personal con empresas de trabajo temporal, ni con empresas de servicios integrales o solicitar que se tenga en cuenta que el trabajo deberá ejecutarse en jornadas y rendimientos acordes a lo marcado por los convenios colectivos y de la ley prevención de riesgos laborales en el ámbito municipal.

Por su parte, la consultora externa que elaboró el plan económico del Ayuntamiento de Torremolinos proponía la reordenación de las empresas municipales, la corrección del gasto, la elaboración de una estrategia de subvenciones, así como medidas que mejorasen la inspección tributaria, el incentivo de los patrocinios privados o la obligación de poner en marcha una Relación de Puestos de Trabajo que reajuste los pluses de productividad. Algunas de estas iniciativas ya están en marcha.

A nadie se le escapa la delicada situación financiera de las arcas municipales torremolinenses, como puso de manifiesto las dos auditorias externas que se realizaron y que desvelaron que las cuentas están en números rojos con un reconocimiento de deuda, confirmada por el interventor, que asciende a 86 millones de euros. A esto hay que sumar que en el pleno de julio de 2016, el PP y CSSP se opusieron y Ciudadanos e Izquierda Unida se abstuvieron en la votación de los presupuestos de Torremolinos y están prorrogados. El hecho de que la Junta de Andalucía retrase más de lo previsto el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) impide la puesta en marcha de grandes proyectos como el centro de ocio y comercial que quiere construir Intu que sería un gran desahogo para los ingresos del Ayuntamiento.

Tampoco está claro cómo podrá financiar el Ayuntamiento otros grandes proyectos como la regeneración del centro urbano, el plan de mejoras en los barrios o la implantación de la administración electrónica. Los portavoces de los cinco grupos del Consistorio llevan meses realizando reuniones periódicas para abordar las cuentas generales, aunque de momento ningún partido de la oposición ha dado un paso adelante para anunciar su respaldo a las propuestas del equipo de Gobierno. Veremos lo que pasa en el caso de los presupuestos de las empresas municipales.