Diario de  Torremolinos
18/10/2017

Torremolinos

 

Pedro Pérez sobre el convenio con Emaús: “No hay ninguna persona en Torremolinos que se acueste sin comer”

11-08-2017
Visto por 5035 personas
Torremolinos Torremolinos Pedro Pérez sobre el convenio con Emaús: “No hay ninguna persona en Torremolinos que se acueste sin comer”
En 2016, Servicios Sociales del Ayuntamiento de Torremolinos, que dirige el concejal Pedro Pérez, firmó un convenio con el presidente de la ONG Emaús, Antonio Abril, que han vuelto a renovar por segundo año consecutivo y que permite facilitar más de 180 comidas diarias a personas necesitadas del municipio. El Consistorio aporta casi 65.000 euros anuales para mantener estos servicios alimentarios lo que permitió al Comedor Social contratar a cinco trabajadores, con los que colaboran 20 voluntarios. Todos poseen el carné de manipulador de alimentos y cuentan con el asesoramiento de la empresa de nutrición Veltisti de Málaga, para elaborar menús equilibrados, según han explicado Pérez y Abril.

“No hay ninguna persona en Torremolinos que se acueste sin comer en contra de su voluntad. El que tiene necesidades acude a los servicios sociales y le garantizamos una alimentación suficiente”, recalca el concejal.

El almuerzo que se sirve en el Comedor Social gracias al convenio con el Ayuntamiento siempre está compuesto por dos platos de comida caliente que se entrega en envases desechables y termosellados, con capacidad para 500 mililitros, junto a una bolsa tipo picnic para que estas personas puedan cenar y desayunar al día siguiente.

Los Servicios Sociales asisten además a los transeúntes con necesidades alimenticias que pasan por la ciudad. “Es un servicio transitorio, que no puede durar más de tres días, salvo excepciones suficientemente justificadas”, explica.

El presidente de la asociación sin ánimo de lucro recuerda que llevan 21 años trabajando en cuatro localidades de la Diócesis de Málaga y en dos de la de Guadix, en Granada. Y en Torremolinos el grado de colaboración con la gente es muy bueno porque como dice Abril: “Emaús es de Torremolinos y la gente nos llama cuando hay un problema y nos abastece de todo”. Eso incluye desde productos perecederos como otros que no lo son de hecho, ahora están inmersos en el reparto de juguetes y libros que una persona anónima les dejó en la sede de la asociación.

El Consistorio atiende a tres grupos de usuarios. Dos empleados de Emaús reparten comida a domicilio entre las 12:00 y las 14:00 horas en un vehículo acondicionado, con el que suministran alimentos a una media de 60 personas cada día. La segunda modalidad consiste en que un miembro de la familia vaya a buscar la comida al Comedor Social y se la lleve a casa. Este reparto se efectúa entre las 12:30 y las 13:15 horas y atiende a una media de 120 personas. El tercer grupo al que asisten los Servicios Sociales del Ayuntamiento y Emaús son las personas mayores que viven solas, que almuerzan en el Comedor Social y se llevan además la cena y el desayuno. “Son una media de diez usuarios, a los que se les ofrece además la posibilidad de desayunar en las instalaciones de la ONG”, recalca Pérez.

Además, de forma regular se entregan alimentos sin cocinar a las personas necesitadas del municipio para complementar su alimentación, como verduras, pasta y legumbres. También se distribuyen potitos y leche de continuación para los niños pequeños.

“El Ayuntamiento de Torremolinos es el único que cumple puntualmente con sus compromisos de aportación a Emaús”, resalta el presidente de la ONG.

A esta labor se suma, entre otros, el Programa de Prestaciones de Urgencia Social de la Junta que ha aportado a Servicios Sociales del municipio la cantidad de 27.800 euros en los últimos diez meses para 582 personas que sufren graves dificultades económicas y que evitó a 252 familias de la localidad les cortaran la luz por no poder hacer frente a las tarifas contratadas. El requisito es estar empadronadas en Torremolinos. Con posterioridad, los trabajadores sociales evalúan cada situación personal y comprueban que se cumplen con los baremos para la concesión de las subvenciones. “A la mayoría de estas familias se les han facilitado además otras ayudas, como por ejemplo el pago de algún recibo de agua, vales para la compra de productos de alimentación e higiénico-sanitarios, servicio de comedor o entrega de comida elaborada”, remarca el concejal de Servicios Sociales, Pedro Pérez.