Diario de  Torremolinos
22/09/2017

Torremolinos

 

Descontrol del PSOE: ¿Funciona la zona de baño para personas con movilidad reducida en la playa de Los Álamos?

28-08-2017
Visto por 4658 personas
Torremolinos Torremolinos Descontrol del PSOE: ¿Funciona la zona de baño para personas con movilidad reducida en la playa de Los Álamos?
El Ayuntamiento de Torremolinos informaba el pasado 10 de agosto de la apertura de una segunda zona de baño para personas con movilidad reducida en la playa de Los Álamos, entre los chiringuitos La Moraga y Familiar, con el mismo horario que el servicio de salvamento, de 11.00 a 20.00 horas dotado con dos sillas anfibias, hamacas especiales y un encargado ayudado por dos voluntarios para facilitar el acceso y la utilización del área. Sin embargo, esto es lo que se encontró el concejal del Grupo Municipal de Ciudadanos, Ignacio Rivas, cuando se pasó este sábado y en plena hora de baño. Un espacio vacío, sin dotación de personal, sin material adaptado y con una pasarela casi inexistente para llegar al agua tapada por la arena.

Una situación que Rivas ha denunciado en redes sociales: "Sábado 26 de agosto, pleno verano y a las 12,15 de la mañana la zona habilitada en la playa de los Álamos para el baño de las personas con movilidad reducida permanece cerrada, cuando desde las 11 de la mañana tiene que tener sus instalaciones abiertas, habilitadas, disponibles y en perfecto estado de mantenimiento para las personas con movilidad reducida. La pasarela enterrada por la arena habla por sí sola...Sin coordinación y planificación mal vamos...", denunciaba el concejal de la formación naranja.

Desde Socorrismo Málaga, empresa especializada en Servicio de Salvamento para proteger y prevenir los accidentes y responsable de esta área, rápidamente respondieron a la llamada de atención de Ciudadanos: “Pedimos disculpas por los inconvenientes surgidos hoy, recalcar que hasta ahora no hemos recibido ninguna queja y la totalidad de los usuarios atendidos a día de hoy, nos han dado un feedback totalmente positivo…”, comienza la disculpa, “Explicar que por motivos personales nos ha fallado el encargado de tal puesto de accesibilidad y que hemos hecho todo lo posible por subsanarlo lo antes posible”. Pero tal explicación no exime de la responsabilidad que les obligaba a tener en funcionamiento este servicio y si no fuera porque un concejal se percató y lo denunció públicamente en redes sociales, el tema hubiera pasado inadvertido y si algún usuario hubiese necesitado de sus servicios no se lo hubieran podido facilitar. Ni personal, ni material adaptado.

Precisamente, en mayo de este, CSSP Podemos reivindicaba una playa accesible en Los Álamos. “Las playas deben estar preparadas para su uso y disfrute por parte de todas las ciudadanas y ciudadanos, no se trata solo de cumplir un trámite o la propia legislación, sino de proporcionar unos servicios y atención mejores, ofreciendo una imagen más positiva y de mayor calidad del municipio. Por eso, reivindicamos que se sume un nuevo espacio adaptado en Los Álamos para personas con movilidad reducida que complemente el que ya existe en La Carihuela, insuficiente para la demanda y las propias necesidades de los colectivos afectados”, señalaba el concejal de Costa del Sol Sí Puede Rafael Herrero.

Se trataba de recuperar este punto accesible “que ha estado activo durante más de una década y que ahora vuelven a reclamar vecinas y vecinos de la localidad, además de los propios turistas”, explica el representante de la formación morada.

La propuesta para una playa accesible implica todos los servicios básicos que deben ofrecerse: aparcamientos reservados, adaptación de accesos a la arena, pasarelas que lleguen hasta la zona de baños con sus correspondientes sillas anfibias para facilitar el desplazamiento hasta la orilla de las personas con movilidad reducida, etcétera. A cambio este sábado los usuarios se encontraron con un espacio vacío.

“Esta nueva zona se une a la ya existente en el La Carihuela, concretamente en la plaza del Remo. Esta también cuenta con dos sillas anfibias a disposición de personas con diversidad funcional, una pasarela hasta la orilla, así como rampas de acceso. Una trabajadora especializada en lenguaje de signos y varios voluntarios ayudan diariamente a los socorristas en este área. Además, los usuarios tienen a su disposición dos plazas de aparcamiento, así como una ducha y aseo para caballero y señora, además de una manguera para limpiar las sillas cuando se llenen de arena”, decía la nota del Ayuntamiento el pasado 10 de agosto. Lo que no sabemos es si se ha estado cumpliendo desde que el Ayuntamiento anunció su apertura pero, a tenor de las imágenes, parece que no ha sido así.

Sin embargo, el año pasado las más de 250 firmas que se recogieron en una petición en Change.org llegaron al Ayuntamiento. Entonces se decía que la pérgola y carros anfibios para discapacitados se había trasladado de la playa de los Álamos a la de la Carihuela con el único objetivo de obtener la Bandera Azul para este arenal. "Sin tener en cuenta la falta de aparcamiento, lo habían colocado cerca de la Plaza del Remo, con capacidad para una treintena de vehículos y dos reservados para discapacitados. Lo que limitaba el uso de este servicio a dos personas, a no ser que residas o te hospedes en la Carihuela", decía la petición. Por eso, se solicitaba que volviese a ser accesible para discapacitados la playa de los Álamos, ya que durante más de una década lo ha sido.

Hoy por hoy, algunos vecinos indignados se preguntaban en redes cuánto cobra esta empresa al Ayuntamiento por realizar un servicio que no ofrece mientras que otros internautas comentaban en redes sociales: “Si queremos poner en valor nuestra oferta de sol y costa y presumimos de estar entre los principales destinos turísticos de nuestro país, este tipo de situaciones no se pueden repetir”.