Diario de  Torremolinos
13/12/2017

Torremolinos

 

El Ayuntamiento de Torremolinos activa el plan de control de la procesionaria en pinos con mucho retraso

06-10-2017
Visto por 514 personas
Torremolinos Torremolinos El Ayuntamiento de Torremolinos activa el plan de control de la procesionaria en pinos con mucho retraso
A mediados de agosto publicamos un artículo titulado “Salvemos nuestros pinares”: El SOS de Torrenatura ante la indiferencia del equipo que dirige Ortiz. Ha tenido que transcurrir más de mes y medio para que la Delegación de Parques y Jardines se ponga las pilas y anuncie esta semana que durante el actual mes de octubre se llevarán a cabo los tratamientos para el control de Thaumetopoea Pityocampa, comúnmente conocida como la procesionaria de los pinos, de los árboles que estén situados en suelo público.

Desde la delegación se anunciaba que este tratamientos se desarrollan en dos fases, la preventiva en los meses de octubre y noviembre, y la curativa que se realizará en los meses en que la oruga comienza a bajar de los pinos y, al mismo tiempo, Parques y Jardines hacía un llamamiento a todos aquellos propietarios de ejemplares en suelo privado para que actúen de igual manera y se eviten así la expansión.

Año pasado tras año, el ecologista que dirige el grupo Torrenatura, Sergio Morales, alerta de la gravedad de la plaga que afecta a los pinos y que, este año, ante la falta de precipitaciones está provocando que sea aún peor. Como se denuncia desde Torrenatura, la plaga es real y afecta a otras muchas provincias españolas donde, en algunos casos, han exterminado hectáreas de pinares como está sucediendo en la Comunidad Valenciana. Habrá que ver si aún se está a tiempo para evitar que la plaga se extienda por el término municipal de Torremolinos.

“La falta de agua y lluvia es el enemigo número uno ya que la sequía ha provocado que la resina, defensa natural de los pinos, no cumpla con su función al no atrapar e impedir el movimiento del insecto”, explicaba hace más de un mes el ecologista Sergio Morales y proponía como solución actuar con celeridad en las zonas afectadas cortando aquellos árboles que suponen un peligro o bien colocando trampas mediante el difusor de feromona para atrapar al insecto Tomicus Piniperda, como es conocido el “barrenillo del pino” o blastophagus.

Como siempre la respuesta del Ayuntamiento llega tarde y algunos ejemplares se podrían haber salvado. Desgraciadamente nos encontramos con una situación real y con el desinterés de aquellos que deberían preocuparse de aquellas cosas que se legarán en un futuro a las nuevas generaciones como es el cuidado y respeto por el medio ambiente. A pesar de la alerta de Morales en las que advertía que “es de extrema importancia actuar para la supervivencia de nuestras especies arbóreas”.

Foto portada: Montaje de fotografías de Sergio Morales (Torrenatura)