Diario de  Torremolinos
26/09/2018

Torremolinos

 

El Ayuntamiento retoma las obras de reurbanización de la avenida Carlota Alessandri que conectará con el Parque de La Batería a través de un ascensor panorámico

12-09-2018
Visto por 4221 personas
Torremolinos Torremolinos El Ayuntamiento retoma las obras de reurbanización de la avenida Carlota Alessandri que conectará con el Parque de La Batería a través de un ascensor panorámico
La avenida Carlota Alessandri, la principal arteria viaria de conexión entre el centro de Torremolinos y La Carihuela hasta los límites con Benalmádena, se prepara para el cambio total de su fisonomía con las obras de reurbanización que han dado comienzo en el tramo que abarca desde la rotonda de entrada del municipio vecino hasta la confluencia con Palma de Mallorca. A estas actuaciones se sumará la emblemática instalación de un ascensor panorámico, de 30 metros de altura, que unirá esta vía con el parque de La Batería. Este proyecto global persigue poner freno al proceso de degradación de esta vía, un lugar emblemático de la Costa del Sol en los años 60 y 70, y que vuelva a ser un foco atrayente de inversión.

Con un presupuesto de 747.032 euros y un plazo de ejecución estimado de seis meses, los trabajos puestos en marcha este pasado lunes comprenden la reordenación y reurbanización integral de la avenida con la renovación de la solería, la habilitación de un carril bici de cerca de 2 kilómetros en su acera sur, la mejora de mobiliario urbano, la creación de áreas de descanso, la dotación de accesibilidad para personas con movilidad reducida e invidentes, la habilitación de estacionamientos para minusválidos y espacios para el aparcamiento de bicicletas.

Vertebración de la ciudad
El alcalde, José Ortiz, acompañado de la concejala de Urbanismo y Hacienda, Maribel Tocón, ha visitado las obras, que han comenzado esta semana, y ha hecho énfasis en cómo estas actuaciones vienen a atender “unas obras muy demandadas por los vecino, pues esta avenida es la que vertebra la ciudad y la que une el centro urbano con Benalmádena y el resto de la Costa del Sol Occidental”.

Además, se ha referido al valor “estratégico y emblemático” que reviste esta remodelación de la avenida. “Desde nuestro acceso al gobierno municipal hemos hablado de la importancia que tiene el recuperar el centro urbano y la importancia que va a tener el bulevar”, ha recordado. Al hilo de esto ha señalado que “recuperar el hito histórico que supuso Montemar y la avenida Carlota Alessandri en los años 70 y 80 requería un esfuerzo inversor, y vamos a reformarla dotándola con nuevo acerado y equipamientos de todo tipo, dotándola de un carril bici, creando más aparcamientos en superficie”.

Generar atractivo y atraer inversiones
En su opinión, estas actuaciones se convierten en esenciales para “volver a dinamizar la zona y que atraiga inversión y atractivo”. “Es una de las avenidas más importantes de toda la Costa del Sol y pretendemos generar un activo que permita recuperarla económica y comercialmente, además de incorporarla como activo turístico más por lo que representa de nexo con La Carihuela y con el parque de la Batería, que quedarán conectadas a través del ascensor panorámico”, ha indicado.

Por su lado, la concejal de Urbanismo, Maribel Tocón, ha enmarcado las actuaciones que ahora han dado comienzo como la continuidad de las ya desarrolladas en las anteriores fases acometidas desde comienzos de la legislatura y que han comprendido la eliminación de los bolardos de delimitación de la calzada, “unos bolardos que supusieron el símbolo del inicio de la desertización de la avenida” –ha asegurado- y la retirada de la mediana y acondicionamiento de los aparcamientos en superficie.

“Ahora entramos en el paso decisivo de la reurbanización de la avenida y en la vertebración real y efectiva de los dos ejes norte-sur y este-oeste del municipio, siempre partiendo del centro de centros que es la plaza Costa del Sol”, ha afirmado Tocón.

La ampliación del acerado sur de la avenida, la renovación integral de toda la solería de modo que permitirá su integración y continuidad paisajística en su conexión con la avenida Palma de Mallorca, el acondicionamiento de un doble carril-bici, la mejora del mobiliario urbano con la creación de áreas de descanso, la mejora de la accesibilidad para personas con movilidad reducida e invidentes, la adopción de medidas tendentes a reducir la velocidad de tránsito por la vía y la ampliación hasta 240 plazas el número de estacionamientos en superficie a los largo de toda la avenida, trazan las líneas maestras de esta actuación urbanística. Asimismo se aprovecharán estas actuaciones para la renovación por parte de Aguas de Torremolinos de la red de abastecimiento de agua y pluviales.

Modernización y adaptación a la ley
“Este proyecto de reurbanización hará que la avenida se modernice y se adapte a la ley”, ha destacado la concejala. A este respecto, ha informado que el tramo de acerado que discurre junto al malogrado proyecto del Hotel Cruiser “que no cumplía las condiciones de accesibilidad que exige la ley va a ser resuelto por los propios dueños de la finca que procederán a retranquear la acera “.

Una vez concluya esta tercera fase del proyecto de remodelación de la avenida Carlota Alessandri quedará pendiente unas actuaciones complementaria sobre la acera norte de esta vía que se acometerá una vez exista disponibilidad presupuestaria.

El nuevo modelo de ciudad contempla la conversión de esta avenida en un importante bulevar con lo que se transformará en una calle accesible para el disfrute de los peatones y los conductores, en la que primará el tráfico lento, con mobiliario para usos urbanos en las amplias aceras que se habilitarán en muchos de sus tramos y un carril bici en la zona sur.