Diario de  Torremolinos
12/12/2018

Andalucía

 

La extrema derecha emerge en Andalucía: Vox logra 12 diputados

03-12-2018
Visto por 4063 personas
Andalucía Andalucía La extrema derecha emerge en Andalucía: Vox logra 12 diputados
Ni "sorpasso" de Ciudadanos y con un partido político como VOX que de no tener representación parlamentaria y de casi no tener agrupaciones en pueblos y capitales de Andalucía, ha irrumpido con nada menos que 12 diputados en las 8 provincias andaluzas (dos en Sevilla, Málaga, Cádiz y Almería; y uno en Córdoba, Granada, Jaén y Huelva). El gran fracaso de estas elecciones han sido las empresas de demoscopia que no han dado ni una sobre los resultados y sus vaticinios han resultado un auténtico fracaso. La formación que lidera Santiago Abascal se ha convertido en la gran sorpresa de las elecciones en Andalucía y una llamada de atención a los partidos que llevan muchos años de veteranía en la arena política. A la extrema derecha la han votado un 11% de los andaluces. Estamos hablando de una formación joven, con tan solo 5 años de existencia. El exfuncionario de prisiones secuestrado por ETA, José Antonio Ortega Lara, sorprendía en 2013 erigiéndose como uno de sus portavoces con una líneas programáticas que pasaban por derogar el actual Estado autonómico, una política antiterrorista con mano de hierro o levantar la alfombra de la trastienda política para airearla y lograr la tan ansiada regeneración democrática.

En Málaga, VOX ha obtenido 70.000 votos, el 11%. Los dos parlamentarios electos de esta formación son: Eugenio Moltó, de 58 años, fue presidente del Colegio de Veterinario entre 1996 y 2002. Militante del PP hasta 2014 con cargos en Estepona, es presidente provincial de VOX Málaga. Ana Gil Román; jubilada aunque trabajó como secretaria en un despacho de abogados y ha sido candidata a la alcaldía de Estepona en 2015.

La formación de extrema derecha ha accedido al Parlamento autonómico sin contar, siquiera, con un programa de gobierno para Andalucía. Apenas ha exhibido en estos días los 100 puntos que presentaron en el Palacio Vistalegre (Madrid) para todo el país sobre las que gira la línea programática que van en torno a la Unidad de España, la destrucción de clase media, preservar la seguridad de las fronteras españolas, el recorte de las libertades, la mano dura con los independentistas, la tarjeta sanitaria única para todo el territorio nacional, la enseñanza en español obligatoria, la derogación de la Ley de Violencia de Género y de la Ley de Memoria Histórica, el rechazo al aborto y a la eutanasia, la derogación de subvenciones públicas a partidos, sindicatos y fundaciones, más apoyos a la iniciativa privada para fomentar el empleo, aplicar la cadena perpetua a terroristas, y "recuperar la soberanía nacional en la aplicación de las sentencias de los tribunales españoles frente a organismos europeos.

En la noche del triunfo, un pletórico Santiago Abascal gritaba: "Tenemos la llave para echar a los socialistas corruptos", también se escucharon gritos de "viva España" y "Puigdemont, a prisión", entre otros. El líder de Vox también atacaba al PP, al que ha definido como los "inútiles" que no han hecho nada en Andalucía en 36 años. Por su parte, Francisco Serrano, cabeza de lista del partido por Sevilla anunciaba: "Gracias a Vox se ha acabado el día de la marmota en Andalucía", en referencia a que la izquierda ha perdido la mayoría absoluta.

Abascal está convencido de que los buenos resultados de ayer domingo le puede catapultar en la ronda de comicios que se avecina en 2019: europeos, municipales y autonómicos —sin descartar un posible adelanto de las generales—.

Marine Le Pen, líder de Agrupación Nacional (el antiguo Frente Nacional francés), ha felicitado a la fuerza de extrema derecha española: “Mis cálidas felicitaciones a nuestros amigos de Vox, que esta noche obtienen un resultado muy significativo para un joven y dinámico movimiento”, escribía en Twitter. Por otro lado, periodistas de Contexto y La Sexta denunciaban que no los habían dejado entrar en el hotel reservado para seguir el recuento.

Ahora se presentan varias semanas de duras negociaciones con un Juan Marín (Ciudadanos) que ante Rivera ya daba por hecho que será presidente de la Junta; una Susana Díaz (PSOE) descalabrada y con los peores resultados registrados en 40 años de gobierno socialista en Andalucía; una Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía) asumiendo la derrota y un Juanma Moreno (PP) que se muestra pletórico aunque con reservas. Todo apunta a que la derecha desembarcará en San Telmo pero no cabe duda que las negociaciones serás duras e intensas.
Comentarios