Diario de  Torremolinos
19/01/2019

Torremolinos

 

El PP de Torremolinos solicita seguridad para trabajadores, peatones y conductores en las obras que se realizan en la avenida Carlota Alessandri

13-12-2018
Visto por 4233 personas
Torremolinos Torremolinos El PP de Torremolinos solicita seguridad para trabajadores, peatones y conductores en las obras que se realizan en la avenida Carlota Alessandri
Con un plazo de ejecución estimado de seis meses, a mediados de septiembre pasado el Ayuntamiento retomaba las obras de remodelación de la avenida Carlota Alessandri. Los cuatro carriles para vehículos se han reducido a dos para ampliar las zonas peatonales, renovar la solería, mejorar el mobiliario urbano, crear áreas de descanso, dar accesibilidad para invidentes y personas con movilidad reducida, la creación de aparcamientos para discapacitados y ciclistas y habilitar un carril bici. La actuación, según se anunció desde el consistorio, se completará con la construcción de un ascensor panorámico de 30 metros de altura que conectará con el parque de La Batería.

El proyecto pretende frenar la degradación de una arteria histórica que enlaza el centro de la localidad con La Carihuela hasta su límite con Benalmádena que venía sufriendo un continuo goteo de cierre de establecimientos y despoblación. Una avenida que cada vez tenía menos vida económica y social y que si no fuera por el intenso tránsito de coches parecía desierta. Es cierto que hacía muchos años que la avenida Carlota Alessandri estaba necesitada de actuaciones y de ideas para que recuperara lo que era antaño. Sin embargo, lo que deja mucho que desear es la empresa que contrata el consistorio para que acometan las obras.

Estas imágenes están tomadas de este pasado martes y subidas al Facebook del Partido Popular de Torremolinos junto a un vídeo en los que se aprecia como los operarios trabajan sin cortar la carretera cuando se está perforando el suelo, echando y allanando el alquitrán, mientras cruzan peatones y coches, en medio de maquinaria pesada y con trabajadores ocupando la carretera sin ningún tipo de protección, ni control.

El grupo municipal del PP, que lidera Margarita del Cid considera que ante todo "en cualquier obra debe primar la seguridad de los trabajadores, de los peatones y de los conductores. Estos trabajos se hacen con la calle cortada al tráfico o, en su defecto, se habilita un solo carril mientras se acometen las mejores en la otra zona en obras; además se regula el tráfico para evitar accidentes y se habilita una zona segura para el tránsito de peatones. Es que ¿el equipo de gobierno del PSOE no sale a la calle a ver las obras que contrata?", denuncia en redes Margarita del Cid, candidata a la alcadía por el PP en los próximos comicios del 26 de mayo de 2019.


Las obras tuvieron dos fases anteriores con la eliminación de los bolardos que delimitaban la calzada, instalados en 2002 coincidiendo con la construcción de un parking privado lo que permitirá aumentar hasta 240 las plazas de aparcamiento. Las obras son aprovechadas por la empresa mixta Aguas de Torremolinos para renovar parte de la red de abastecimiento de agua y alcantarillado. También se realizarán mejoras en el tramo de acerado que discurre junto al enorme agujero que dejó el fallido proyecto del Hotel Cruiser, que incumplía la normativa en materia de accesibilidad después de que los propietarios de la finca hayan aceptado retranquear la acera. Las dos fases anteriores de la remodelación fueron objeto de críticas por parte de vecinos y partidos de la oposición por la retirada de 80 ficus y medio centenar de palmeras. Desde el Gobierno socialista se aseguró en su momento que se trasladaron al vivero municipal para volver a plantarlos en otras zonas del municipio.

El crédito político del equipo del socialista José Ortiz ahora mismo está en entredicho teniendo en cuenta el fiasco de la peatonalización del centro, que lo vendieron a bombo y platillo como la incorporación de Torremolinos al urbanismo del siglo XXI, y que el PP llevó a los tribunales por presuntas irregularidades en los procedimientos de contratación por posibles fraccionamientos ilegales. A esto hay que sumar ahora la desconfianza de los vecinos de la zona y de la oposición con los resultados de la remodelación de la avenida Carlota Alessandri. Unas obras que cuenta con un presupuesto de 747.032 euros, financiado por la Diputación de Málaga a las que sumar los 300.000 euros que la Junta de Andalucía subvencionará para la instalación del ascensor panorámico que conectará con el parque de La Batería.

Foto de portada: Facebook del PP de Torremolinos