Diario de  Torremolinos
26/03/2019

Torremolinos

 

El Partido Animalista de Torremolinos participará en la Gran Manifestación contra la Vuelta de los Toros a Marbella de este próximo sábado

10-01-2019
Visto por 4159 personas
Torremolinos Torremolinos El Partido Animalista de Torremolinos participará en la Gran Manifestación contra la Vuelta de los Toros a Marbella de este próximo sábado
El Partido Animalista irrumpía en la escena política torremolinense el pasado mes de octubre y será una fuerza política más que concurrirá a los comicios municipales del 26M con una candidatura encabezada por la activista en defensa de los animales, Mar Peña, que se considera ideológicamente independiente. La formación nace de la asociación Liberación Animal, que en los últimos años ha participado de forma activa en movilizaciones organizadas para defender los derechos de los animales. En el programa electoral se apuesta por convertir la plaza de toros en un espacio para actos culturales e insisten en la necesidad de retirar las concesiones que Carmen Marín, exdirectora de la protectora Parque Animal condenada a la pena de cárcel de dos años y nueve meses por el caso del exterminio masivo de animales en la protectora, mantiene sobre terrenos municipales de la caseta, aprobadas por el Ayuntamiento en 1998 por un plazo de 50 años.

La próxima de sus actividades será este sábado, 12 de enero, participarán en la manifestación en contra de la vuelta de los espectáculos taurinos a Marbella que saldrá a las 17:00 horas desde la plaza de toros de esa localidad costasoleña, situada en la avenida de la Victoria en una marcha que recorrerá una de las calles más importantes del municipio, la avenida Ricardo Soriano, hasta el Pirulí, donde está previsto que finalice. Organizada por Gladiadores por la Paz en Málaga, Resistencia Animal Málaga y la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga (SPAPM) con el planteamiento de recuperar las instalaciones para eventos culturales y para conciertos a precios asequibles y "que no exista solo Starlite". La plaza de toros de Marbella lleva sin acoger espectáculos taurinos desde el año 2015, cuando los suprimió el tripartito (PSOE, IU y OSP). Pero la alcaldesa Ángeles Muñoz (PP), que gobierna junto con OSP, ha licitado las obras del coso por algo más de un millón de euros y en el pliego se recoge que las reformas están destinadas a que se desarrolle “la actividad propia de las instalaciones”, según recoge Marbella 24 Horas. Lo que ha derivado en la movilización de colectivos animalistas de toda la provincia así como en el rechazo de la población extranjera que vive en el municipio marbellí. De hecho, hay una petición en Internet que lleva recogidas más de 83.000 firmas para que los espectáculos con toros no vuelvan a Marbella.

El Partido Animalista ha arremetido contra el actual equipo de Gobierno socialista en el Ayuntamiento de Torremolinos por los compromisos incumplidos en materia de defensa de los animales. En concreto, el Área de Medio Ambiente, dirigida por el concejal socialista César Carrasco, aún no ha convocado la comisión de investigación sobre Parque Animal aprobada hace casi dos años por el pleno ni ha puesto en marcha el método CES (captura, esterilización y suelta) para frenar las colonias de gatos callejeros en el municipio que el Partido Animalista considera que es urgente. Más de 2.000 felinos callejeros campan a sus anchas por el municipio y se han convertido en una molestia para los vecinos. Animales que no son castrados y que muchas veces sufren de desnutrición lo que hace que algunos se tomen la justicia por su mano y echan veneno en las calles.

Torremolinos se ha convertido en una de las localidades malagueñas más sensibilizadas con el maltrato animal después del escándalo de la conocida como "perrera de los horrores Parque Animal" donde más de 2000 animales fueron sacrificados masiva e injustificadamente entre 2008 y 2010 por la que fue juzgada y condenada su directora, Carmen Marín, y su equipo. La primera persona en España que entró en la cárcel por una condena por maltrato animal, pese a solicitar un indulto y la suspensión de la pena. Muchos veterinarios pasaron por Parque Animal antes y no dijeron nada, pero uno llamado Rafa no pudo aguantar más. En 2008 grabó un vídeo de las prácticas que se realizaban en las instalaciones y lo envió al Seprona, que inició una investigación. Quedó probado que Marín realizaba los sacrificios "sin control veterinario alguno", a través de la inyección de producto eutanásico "sin sedación previa, por vías inadecuadas" (intramuscular en vez de intravenosa) y en dosis más bajas de las recomendadas, algo que provocaba "una dolorosa y prolongada" agonía a los animales. La mayor parte de la pena de cárcel, dos años y nueve meses, a la que fue condena Carmen Marín correspondieron al delito de falsedad documental al considerar que los listados de incineraciones enviados al Ayuntamiento de Torremolinos, que pagaba por estos servicios, fueron "manipulados".