Diario de  Torremolinos
20/08/2019

España

 

VOX, el peligroso "experimento sociopolítico" de la subasta del argumento extremo y las similitudes para España de un modelo como el de "El cuento de la criada"

30-01-2019
Visto por 4775 personas
España España VOX, el peligroso "experimento sociopolítico" de la subasta del argumento extremo y las similitudes para España de un modelo como el de "El cuento de la criada"
El partido político que lideran José Antonio Ortega Lara y Santiago Abascal, VOX, se autodefine como una formación de “centro-derecha, moralmente conservadora, económicamente liberal y moderada en sus planteamientos” pero en realidad no es más que un peligrosísimo movimiento que ha crecido y se ha multiplicado al amparo del descontento de los votantes de la derecha más extremistas.

Vox se refleja en el Frente Nacional de Marine Le Pen, en la Hungría de Viktor Orban y en los Estados Unidos de Donald Trump con una gran dosis de antieuropeísmo y antiglobalización, en la línea de las extremas derechas en auge en Europa. Podríamos decir que VOX es un experimento sociopolítico de la subasta del argumento extremo.

Para desviar el interés a los temas que necesitan de una verdadera solución en nuestro país como las altas tasas de paro, la vivienda o la destrucción del estado de bienestar, motivado por una crisis de la que no terminamos de despegar, aprovechan el hastío social por la corrupción creando "cortinas de humo", "demonizan" y echan la culpa de todos los males que arrastra el país cargando contra colectivos sociales vulnerables como el de las mujeres, los gays o los emigrantes y prometen la supresión de la ley de violencia de género, la derogación del matrimonio igualitario o la expulsión de España de todos los inmigrantes ilegales y de los legales que cometan delitos. Su líder en Andalucía, el exjuez Francisco Serrano, fue inhabilitado durante diez años por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por alargar la custodia paterna de un niño para que pudiera acudir a una procesión de Semana Santa.

VOX apenas tiene insfraestructura de partido fuera de las fronteras de Madrid, sin embargo, ha sacado 13 diputados en el Parlamento Andaluz sin un ideario programático específico para el necesario cambio de rumbo más allá de propuestas generalistas que dan alarmistas titulares pero que no acometen los problemas de raíz que preocupan al ciudadano andaluz de a pie en el día a día y cuando, sorprendentemente, no creen en el sistema autonómico.

Todos estamos en peligro con VOX: ONGs, movimientos sociales, colectivos feministas, las universidades públicas, la clase currante, los sindicatos, las familias, las corrientes ecuménicas, las entidades del tercer sector y si nos ponemos hasta el Estado de Derecho… porque VOX no cree en la defensa de la diversidad, ni en la universalidad de los derechos humanos, ni en la perspectiva de género, ni en la igualdad de todos independientemente de nuestra raza, creencia o sexo.

Se olvidan los de Vox de que lo de la libertad de expresión, la igualdad, la multiculturalidad, la diversidad familiar, los derechos de las mujeres, la aconfesionalidad del Estados y los acuerdos con los tratados de Derechos Humanos son derechos consolidados en Democracia.

Recientemente la TV pública vasca realizó un reportaje titulado: "Vox, la ambición de Santiago Abascal" en la que hacía una semblanza del fundador de la formación que fue militante del PP vasco durante 20 años. Cuando perdió su sitio en el Parlamento de Euskadi lo recuperó Esperanza Aguirre y se propuso hacer carrera liderando la ultraderecha en España. El documental destapa varios escándalos, como sus supuestos vínculos con un grupo peligroso de ultras mexicanos, El Yunque, o el más revelador: cómo se financia. Es imposible saber el número de afiliados de Vox porque “el presi” no rinde cuentas a nadie. Abascal, según se exponía en el reportaje cobra 3500 euros mensuales de salario más otra cantidad bajo mano. Ex miembros de Vox sostienen que el número de afiliados está hinchado pero hay VIPS que aportan mucho dinero, entre ellos, empresarios relacionados con el Ibex 35. También apuntan a financiación de Irán y grupos terroristas reconocidos como tales por la UE y los EE.UU.

El ideario de Gobierno que plantea VOX, como no estemos muy vigilantes, recuerda mucho al de la inquietante serie de TV "El cuento de la criada" basada en la novela de la escritora canadiense Margaret Atwood, en la que la acción transcurre en Gilead, una nueva república mormona integrista que nace tras un golpe de estado que sufre Estados Unidos y que acaba con su democracia. En esta nueva nación, las mujeres son relegadas prácticamente a la esclavitud y aquellas fértiles se convierten en criadas, forzadas a dar hijos a los altos cargos de Gilead, la gran mayoría con problemas de esterilidad. La fertilidad pasa a ser el único valor de la mujer en este régimen en el que se han olvidado por completo los derechos humanos y los valores de una sociedad moderna. La serie captura a la perfección ese sentimiento de frustración, angustia y desesperación de la sociedad y a unos dirigentes corruptos que hacen y deshacen a su antojo. Y es que con VOX hasta las ideas más descabelladas se podrían materializar.
Comentarios