Diario de  Torremolinos
19/06/2019

Torremolinos

 

El Rockin’ Race Jamboree de Torremolinos acogerá el próximo año a artistas de culto rockabilly que actuarán en España por primera vez

12-06-2019
Visto por 4044 personas
Torremolinos Torremolinos El Rockin’ Race Jamboree de Torremolinos acogerá el próximo año a artistas de culto rockabilly que actuarán en España por primera vez
El Rockin’ Race Jamboree de Torremolinos, después de celebrar este año su 25 aniversario, prepara ya su edición para 2020. El festival rockabilly por excelencia se celebrará del 6 al 9 de febrero en el auditorio municipal de Torremolinos.

Según el director del festival, Guillermo Jiménez Pou, después del éxito del 25 cumpleaños, “había que preparar un cartel atractivo, que asimismo también viene a ser muy curioso y a la vez muy llamativo para todas las personas que van a asistir de todas las partes del mundo”. El cartel se compone de artistas “de primer nivel, muchos de ellos desconocidos para el gran público, pero que no dejan de ser interesantes porque es la primera vez que vienen a España”, explicó.

El próximo año por el escenario del Rockin’ Race pasarán artistas internacionales procedentes de varios países europeos, Estados Unidos y Japón. “El caso de Japón es curioso porque tiene artistas que son difíciles de ver en otros festivales, y aquí intentamos tener ese atractivo para que la gente que venga a Torremolinos pueda ver y disfrutar con bandas de Japón”, añadió Jiménez Pou.

Entre otros, encabezarán la cita bandas de culto como Doug Kershaw, Barrence Whitfield feat Los Mambo Jambo Arkestra, James Intveld, Chuck Mead & His, Grassy Knoll Boys, Charlie Rich Jr, Rosie Flores, The blue Cats o Dave & Deke Combo.

El director del festival ha asegurado que en la edición 26 también habrá nuevos escenarios y nuevas propuestas: “Tenemos varias ideas y estamos trabajando en ellas para madurarlas”.

Por su parte, la concejala de Promoción Cultural y Eventos, Aida Blanes, ha comentado que este festival está “totalmente consagrado en Torremolinos y se encuentra impregnado dentro de nuestro ADN porque refleja toda esa diversidad que se vive en nuestro municipio, eventos de todas clases que conviven para seguir desestacionalizando el turismo que ha sido una de nuestras metas en toda la legislatura por lo que no queríamos acabar estos cuatro años de gobierno sin dejar presentada esta 26 edición del Rockin’ Race”.

Es por ello, que “en esta legislatura se le ha dado un impulso desde el Ayuntamiento porque la clave es que las instituciones estemos constantemente apoyando eventos también privados y, especialmente, eventos de estas características que atraen turistas de todos los países del mundo y que, por supuesto, tienen que contar con el respaldo institucional”. De ahí que “nosotros sigamos dando nuestro apoyo y continuaremos también pidiendo más colaboración de empresas del municipio que tienen que estar apoyando actos como éste para que el Rockin’ Race vaya por otros 25 años más”, concluyó la edil.

Reclamo turístico para Torremolinos
El Rockin’ Race está considerado uno de los festivales internacionales más importantes del calendario en cuanto a sonidos y cultura vintage y retroamericana se refiere, por lo que resulta un reclamo turístico para la ciudad de Torremolinos que cada febrero recibe a miles de aficionados que viajan hasta la Costa del Sol exclusivamente para disfrutar del festival.

Estos turistas llegan de todas las partes del mundo como Europa, Estados Unidos, México, Japón y Australia con el único fin de disfrutar de la programación del festival y pasar unos días de vacaciones en la localidad. Unos días de descanso al más estilo retro-vintage con más de treinta actuaciones en los distintosescenarios con los que cuenta el Ronckin’ Race.

Por ello, el festival tiene una repercusión muy positiva en la vida económica y cultural de la costa malagueña en general y de Torremolinos particularmente. Repercusión de la que se benefician de forma directa los establecimientos hoteleros, restaurantes y comercios de la zona. Así, Torremolinos se identifica como un destino turístico no sólo atractivo y sólido, sino también capaz de ofrecer alternativas de ocio adecuadas y adaptadas a todo tipo de visitantes.

El Rockin’ Race Jamboree consiguió el premio más importante de la música rock and roll -Ameripolitan Music Awards-, en la categoría de Mejor Festival.