Diario de  Torremolinos
17/10/2019

Torremolinos

 

Torrenatura denuncia un nuevo vertido de tuberías de amianto en un olivar junto a la calle Océano de Torremolinos

20-06-2019
Visto por 4414 personas
Torremolinos Torremolinos Torrenatura denuncia un nuevo vertido de tuberías de amianto en un olivar junto a la calle Océano de Torremolinos
No es la primera vez que el grupo ecologista local Torrenatura denuncia la existencia de escombreras ilegales de amianto en las zonas verdes y falda de la sierra de Torremolinos: “Contamos con un alto índice de delitos cometidos contra el medio ambiente sin que hasta la fecha los políticos y autoridades competentes muestren interés alguno por intentar corregir tantísimos actos incívicos (delitos) como los que suceden. Triste realidad”, postea desde su perfil de Facebook el activista Sergio Morales, fundador de Torrenatura.

La producción de materiales con amianto está prohibida en España desde el año 2002. Estas fibras pueden adherirse a la ropa por lo que el riesgo de pasar al aire respirado aumenta. Las enfermedades que puede provocar son del aparato respiratorio. El cáncer de pulmón es la más mortal de las enfermedades que afectan a las personas expuestas al amianto.

Morales vuelve de nuevo a usar como plataforma las redes sociales para hacer una llamada de atención a los políticos locales: “Las asignaturas pendiente de nuestros políticos: Más vigilancia, más control, más sanciones y más limpieza”, publicaba ayer.

El Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo, “por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto” deroga la mayor parte de la legislación referida al amianto anterior a su entrada en vigor. La norma establece las pautas a seguir en trabajos de mantenimiento de instalaciones con amianto y en la retirada de materiales con contenido de amianto, detallando los requerimientos necesarios, tales como: la elaboración de un Plan de Trabajo, las necesidades formativas y de salud de los trabajadores y las evaluaciones de riesgo necesarias. Además, señala los pasos que deberá cumplir una empresa que quiera realizar trabajos con riesgo de amianto y los requerimientos necesarios para laboratorios de amianto.

Es por los hechos que refleja esta ley, por los que cualquier ciudadano que tenga en su hogar o empresa materiales compuestos por amianto o uralita, debe extremar las precauciones y solicitar servicios especializados en los trabajos de “desamiantado”. Además, la ley obliga a los ciudadanos a solicitar la gestión de residuos de amianto o uralita en los trabajos basados en demoliciones y derribos, sustitución de cubiertas, reformas, reparación de tejados y techos o cualquier otro tipo de trabajo vertical en el que desmantele uralita.

“Desde la administración competente no se está cumpliendo con el deber de controlar el transporte de escombros y otros inertes que ya no son útiles tras una reforma o una obra realizada por un particular”, subraya Morales.

Fotos de la portada: Facebook de Torrenatura (Sergio Morales).