Diario de  Torremolinos
11/12/2019

Torremolinos

 

Torremolinos no debe cerrar por vacaciones

28-11-2019
Visto por 4209 personas
Torremolinos Torremolinos Torremolinos no debe cerrar por vacaciones
Hasta la redacción de Diariodetorremolinos.com y Diariocostadelsol.com ha llegado un artículo de opinión del concejal Luis Rodríguez Del Pozo, número 7 del PP en Torremolinos que reproducimos íntegramente a continuación: " Todo municipio turístico que aspire a mejorar y superar sus propios límites, debe tener como objetivo prioritario superar el problema de la estacionalidad.

Torremolinos vive por y para el turismo los 365 días del año, pero aún no ha superado el reto de mantener su oferta turística activa durante el mismo período. Para alcanzar este objetivo se deben dar una serie de condicionantes que actualmente no encontramos en nuestro municipio.

Somos un destino de sol y playa. Contamos con uno de los litorales donde mejor se aúnan equipamientos, ocio y oferta gastronómica con nuestros chiringuitos y restaurantes. Pero la competencia turística es tan grande en este tipo de destinos a nivel mundial, que no podemos quedarnos anclados en estos tres pilares. Somos un municipio con historia, con una base de infraestructuras en la que podemos desarrollar una oferta turística más amplia y completa; y sobre todo, contamos con un tejido empresarial turístico en pleno proceso de desarrollo, a pesar del abandono que sufre de la administración local en los servicios básicos.

Contamos con una de las plantas hoteleras más amplias de la Costa del Sol. En menos de 8 kilómetros ofrecemos a nuestros visitantes diferentes opciones de alojamiento.
Disponemos de una red ferroviaria que nos permite estar conectados con uno de los destinos preferentes a nivel mundial, Málaga. El posicionamiento de Torremolinos a menos de diez minutos de uno de los aeropuertos más importantes de España, lo convierte en punto estratégico para todo tipo de viajeros… pero aún así, se acerca el otoño y la localidad parece que cierra por vacaciones.

Puedo afirmar que la oferta privada supera con creces la oferta pública. Los restaurantes invierten continuamente en mejorar su oferta gastronómica, así como sus equipamientos; hoteles y apartamentos turísticos renuevan anualmente sus infraestructuras, -en algunos casos con cambios sustanciales de un año para otro-, para no quedarse fuera de la alta competencia existente en alojamientos; los comercios y negocios locales invierten los beneficios de la temporada alta en aguantar el “tirón” de un invierno que, en muchos caos, se hace insostenible para los pequeños y medianos empresarios.

Pues a pesar del enorme esfuerzo que se hace desde el sector privado, la administración local aún no se ha dado cuenta, o no sabe, o no quiere ver, que Torremolinos tiene un potencial inmenso en otoño y en invierno. SÍ, un potencial que en muchos casos desconoce.

Para sostener esta teoría ustedes únicamente tienen que mirar la oferta cultural y de ocio que se ofrece desde el equipo de gobierno, para el próximo puente de la Constitución. El día 5 se inaugurará el alumbrado navideño y después ¿qué? Lamentablemente, después nada. No hay ningún tipo de previsión ni para los visitantes y turistas que decidan para esos días en Torremolinos, ni para los vecinos que decidamos disfrutar de nuestra casa en esas fechas. Lo cual es un ejemplo más de la falta de compromiso por parte de los actuales dirigentes con sus vecinos y con los empresarios.

Torremolinos debe ser más que Sol y Playa. La administración local debe darse cuenta de las múltiples opciones turísticas de las que disponemos, y no sólo vender la idea o decir que la cofinanciación público-privada es el camino. NO. La administración local debe poner las bases y marcar un modelo turístico a corto, medio y largo plazo. Un hecho, que a pesar de las continuas reivindicaciones, NO existe.

Somos unos privilegiados. Vivimos en un destino que ha sido referente mundial del turismo, que sigue viviendo de esta industria, a pesar de la dejadez que sufrimos los vecinos y visitantes día a día en servicios básicos como la limpieza, la seguridad o las pequeñas infraestructuras. A pesar de todo eso, Torremolinos sigue dando la cara en el panorama turístico, pero tenemos que hacerlo durante todo el año".