Diario de  Torremolinos
25/05/2020

Torremolinos

 

Las "Ortizadas" y postureos del alcalde de Torremolinos en plena crisis sanitaria: Un gato supervisor, una receta de pastel de patatas y un lamentable incidente en el Carrefour

30-03-2020
Visto por 4852 personas
Torremolinos Torremolinos Las "Ortizadas" y postureos del alcalde de Torremolinos en plena crisis sanitaria: Un gato supervisor, una receta de pastel de patatas y un lamentable incidente en el Carrefour
Las redes sociales están que arden contra el socialista José Ortiz, ilustrísimo alcalde de Torremolinos, quien en plena Estado de Alarma utiliza Internet para publicar nimiedades y postureos como si la situación de crisis en la que nos encontramos inmersos no fuera con él. Así Ortiz publicó el sábado una fotografía luciendo sonrisa junto a su mascota felina y el post: "Pelayo Rogelio (así llama a su gato) supervisa con curiosidad todo el trabajo que realizamos para coordinar y garantizar los servicios básicos y esenciales para Torremolinos". Por esta anécdota a Ortiz le cayeron críticas de muchos usuarios de Internet ya que consideraron una burla de mal gusto en un momento en el que se están contagiando y muriendo personas a consecuencia de la pandemia del Coronavirus que bromease sobre su gato como supervisor de las labores de coordinación de los operativos para frenar la situación crítica en la que nos encontramos. Cuanto menos impropia de lo que se espera de un primer edil, dada las circunstancias.

Pero no es la única salida de tono de Ortiz, ya que publicó otro post en el aparecía en la cocina de su vivienda ataviado con un delantal para ofrecer una receta de cómo preparar un pastel de patata. Junto al listado de ingredientes para 4 personas comentaba la puntualización "para 4 personas con hambre suficiente".

Las instantáneas se llevaron también la reprimenda de la concejala del PP, Gloria Manoja, quien publicó en su perfil de Facebook: "¡Si no lo digo reviento! Cuántas familias a las que no les están llegando los recursos de asuntos sociales, cuántas personas mayores solas en su casa, empresarios y trabajadores con un futuro incierto, vecinos enfermos y hoy hemos sabido de un conocido empresario de Torremolinos que después de toda una vida trabajando, ha fallecido por Coronavirus..... Y nuestro alcalde dando recetas de cocina o mostrando a su supervisor técnico para cubrir las necesidades básicas del municipio, o sea su gato... ¿A dónde vamos a ir a parar? Esto es muy serio, por favor".

Pero para rizar el rizo, hoy corría por las redes sociales como la pólvora un mensaje de voz en la que una vecina de Torremolinos explicaba que había ido a comprar al Carrefour y hubo un altercado entre los guardias de seguridad y un cliente que se encaró con ellos porque "estaba tocando los tomates sin ponerse los guantes reglamentarios y cuando le llamaron la atención lió el pitote negándose a ponérselos". La sorpresa para los que allí estaban presentes es que, según comentan, era el propio José Ortiz que la lió parda dando ejemplo de su falta de civismo y que se pasa las medidas de seguridad por el arco del triunfo.

No sabemos bien si el primer edil de Torremolinos se hizo la foto con su gato antes o después de publicar un vídeo en el que explicaba los motivos por los que su grupo y socios de Gobierno habían decidido convocar el pleno ordinario correspondiente al mes de marzo en el que se aprobaron los presupuestos de 2020. En un momento en el que las autoridades sanitarias ya no saben qué hacer para que sigamos a rajatabla el encierro en nuestras casas para frenta los contagios y en el que muchos ciudadanos han dado ejemplo de civismo, el PSOE junto a sus socios de Gobierno de Adelante Torremolinos y los dos tránsfugas de Vox, Lucía Cuín (quien dicen las malas lenguas que ha aprovechado la cuarentena para irse de vacaciones) y el ex de Cuidadanos, Nicolás de Miguel, deciden el pasado viernes convocar una sesión plenaria en un gesto antidemocrático y en el peor de los escenarios cuando las cuentas del Ayuntamiento llevan prorrogadas desde 2017. Un gesto que ha dejado a los ciudadanos pensando sobre las verdaderas intenciones ocultas que esconden para abordar un tema fundamental para el futuro de Torremolinos con tantas prisas cuando no se ha tocado ni un euro de los 426.000 euros de los fondos de contingencia que el Ayuntamiento tiene presupuestados desde 2019 y que podría haberse empleado para poner en marcha medidas sociales que alivien la situación de crisis que atravesarán las familias, comerciantes y empresarios de Torremolinos cuando pase el confinamiento.

Unos presupuestos criticados por el PP y por Vox por considerar que tienen afán recaudatorio y no recogen las medidas para paliar las consecuencias de la crisis provocada por el COVID-19 ya que contemplan ingresos por tasas de estacionamiento de vehículos implantando zonas azules y verdes en distintas áreas del municipio en 2020 por importe de 2.799.478,70 euros al que añadir que por multas del recientemente adquirido radar pretenden recaudar 4.600.000 euros. Todo a costilla de un contribuyente que ya va a estar de por sí más que ahogados.

De hecho, la portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Torremolinos, Margarita del Cid, augura un panorama desolador con las cuentas que propone el equipo de Gobierno ya que “el Ayuntamiento ha dejado de pagar en 2019 un total de 5 millones de euros a la Seguridad Social de los trabajadores municipales mientras que contempla un gasto de 612.747 euros para asesores o cargos de confianza, excesivo en estos momentos de crisis”.

Baste decir por agravio comparativo que el Ayuntamiento de Estepona anunciaba hoy que ha dado carácter ilimitado a la partida económica presupuestaria de ayudas de emergencia social; de forma que ningún ciudadano tenga desatendidas sus necesidades básicas. Para ello, se realizarán las modificaciones presupuestarias necesarias para posibilitarlo y para que los ciudadanos que se hallen en situación de ser beneficiarios de esta ayuda puedan acogerse a ella, tal y como se anunció el pasado 20 de marzo. A inversión social se destinaban ya más de seis millones de euros a programas, ayudas e iniciativas para ayudar a los ciudadanos que se encuentran en situación de vulnerabilidad, se va a vigilar que no se produzcan cortes de suministros básicos a la población, dispone también de un fondo de habitabilidad para la reparaciones en inmuebles de mayores y vecinos con escasos recursos económicos y en situación de exclusión y se continúa con el apoyo económico y logístico a los colectivos sociales y entidades sin ánimo de lucro de la localidad que trabajan y apoyan a los más desfavorecidos, para los que anualmente se destinan más de 150.000 euros.

En cuanto al Ayuntamiento de Marbella destinará los 34 millones del remanente de tesorería que le permite la ley a medidas económicas y sociales para hacer frente a la situación generada por el Covid-19, se va a acceder a 9 millones de euros, que se destinarán prioritariamente al pago de facturas a proveedores reconocidas de ejercicios anteriores (6,1 millones de euros) para paliar los efectos de la crisis y a obras que ya se vienen ejecutando para garantizar el pago de las empresas a sus trabajadores y se aportará un millón de euros al fondo de ayudas de emergencias que se sumará a los 500.000 euros del presupuesto ordinario a este ámbito, en unas cuentas que en el caso de la delegación de Derechos Sociales se elevan a los 10 millones de euros para este ejercicio. Además, el resto de fondos, hasta los 34 millones de euros, se irá implementando en medidas, principalmente económicas y sociales, en función de la evolución de la crisis sanitaria.

Son dos ejemplos de ayuntamientos gobernados por el Partido Popular pero, el de Mijas, que está gobernado por el PSOE, va agilizar el pago de casi un millón de euros (960.446,38 euros) en facturas para que los proveedores que prestan servicios a la administración local puedan contrarrestar los efectos del Coronavirus. Por contra ¿qué medidas de urgencia pone en marcha el Ayuntamiento de Torremolinos? ¿Se limitarán a negociar con el Patronato de Recaudación Provincial la ampliación del plazo de pago del IBI para los vecinos, así como el aplazamiento del pago del recibo del agua y basura para así beneficiar a los ciudadanos y empresarios que han tenido que cerrar sus negocios o haber cesado su actividad laboral?

Hoy en las redes muchos ciudadanos, hasta lo que han votado al PSOE manifestaban la situación de desamparo en la que se encontraban frente al inmovilismo de un Ayuntamiento que no ha demostrado estar en primera línea remando a favor de ayudar a sus convecinos. Es más se dice que la plantilla formada por unos 40 operarios de limpieza viaria del Ayuntamiento de Torremolinos lleva estas 2 semanas sin mascarillas y hoy sin guantes. Y mientras tanto, el alcalde bromeando sobre su gato, enseñando cómo se prepara un pastel de patata en redes o liándola parda en Carrefour, según cuentan testigos presenciales ¿este es el alcalde que se merece tener Torremolinos? Bochornoso y patético ¿no les parece?