Diario de  Torremolinos
26/02/2021

Ayuntamientos

 

El Ayuntamiento de Estepona planteará a Pleno la licitación de otro ahorro de 3,4 millones con la refinanciación del Plan de Pago a Proveedores de la deuda generada entre 2009-2011

19-01-2021
Visto por 4132 personas
Ayuntamientos Ayuntamientos El Ayuntamiento de Estepona planteará a Pleno la licitación de otro ahorro de 3,4 millones con la refinanciación del Plan de Pago a Proveedores de la deuda generada entre 2009-2011
El Ayuntamiento de Estepona informa de que va a proponer al Pleno de la Corporación la licitación de la tercera renegociación del préstamo de 66 millones de euros que se solicitó en 2012 para el Plan de Pago a Proveedores y que permitió saldar la deuda que se generó entre 2009 y junio de 2011 por aquel gobierno.

El teniente alcalde del área Económica, Innovación y Recursos Humanos, José María Ayala, ha indicado que el objetivo del Consistorio es obtener otra mejora de las condiciones financieras del préstamo que se tuvo que suscribir para “hacer frente a ese enorme agujero económico y al daño que el gobierno socialista causó a empresarios y proveedores municipales”. “Lamentablemente, esta ciudad sigue pagando y sigue teniendo que hacer frente a la mala gestión que llevaron a cabo los socialistas, que dejaron una deuda de 300 millones de euros”, ha añadido.

Ayala ha indicado que el Ayuntamiento conseguirá ahorrar hasta 3,4 millones de euros durante los próximos 11 años con las mejoras de financiación que ofrezcan los bancos, proponiéndose un tipo de interés de un 0,191 por ciento.

Estos 3,4 millones de euros que se podrán ahorrar hasta 2032, se sumarían a lo que el equipo de gobierno consiguió en las dos anteriores refinanciaciones. Así, en 2015 se consiguió reducir el interés del préstamo, pasando del 5,9 por ciento inicial al 1,311 actual.

El responsable del área Económica ha indicado que el Consistorio cuenta con el aval necesario para convocar este nuevo concurso, ya que las entidades financieras tienen datos objetivos para comprobar cómo el Ayuntamiento de Estepona cumple escrupulosamente con los criterios de estabilidad presupuestaria y de ahorro. Prueba de ello es que las Cuentas Generales de los últimos cinco años certifican que todas las magnitudes económicas del Ayuntamiento se sitúan en positivo o que el remanente de la tesorería general haya alcanzado los 7,88 millones de euros en 2019.

El expediente de contratación será de naturaleza mixta (público-privada), al estar excluidos de la Ley de Contratos del Sector Público los contratos de la administración con las entidades bancarias. Por tanto, se seguirán las pautas de publicidad, concurrencia y transparencia marcadas por la legislación. De esta manera, se garantizará que cualquier banco se pueda presentar y que el Ayuntamiento disponga de la mejor oferta. Asimismo, Ayala ha apuntado que esta contratación se lleva a cabo en este momento porque ahora el Gobierno autoriza este tipo de operaciones de restricción con entidades privadas.

Por otra parte, José María Ayala ha recordado la importancia que tuvo para la ciudad la firma del Plan de Pago a Proveedores. “Conseguimos una inyección económica de 66 millones de euros para atender las deudas que el gobierno socialista dejó a empresarios y autónomos. De esta manera, evitamos la quiebra de muchas sociedades y despidos en las empresas que se encontraban al borde del colapso”, ha continuado explicando el responsable municipal.

“Rubricar ese Plan de Pago a Proveedores permitió poner punto y final a los impagos sistemáticos del gobierno socialista”, ha comentado Ayala, que ha recordado que desde 2012 se está haciendo frente a este préstamo, que estará saldado en 2032.

El teniente alcalde del área de Hacienda ha apuntado que el actual equipo de gobierno heredó una deuda de 300 millones de euros de los responsables socialistas que estuvieron al frente del Ayuntamiento de Estepona hasta 2011. Ante esa situación económica “crítica y caótica”, el Consistorio tuvo que establecer una serie de medidas para la contención del gasto, reducir la deuda heredada y atender con los compromisos de pagos con proveedores, entidades y administraciones supramunicipales.

Ayala ha apuntado que las políticas económicas “serias y responsables” han permitido que la deuda heredada se haya situado ya por debajo de los 90 millones de euros, reducir en un 20% los recibos de IBI y basura a los ciudadanos e inversiones para modernizar y dotar de equipamientos públicos al municipio.
Comentarios